6 claves antienvejecimiento

claves antienvejecimiento

El proceso de envejecimiento es inevitable. Sin embargo, hay medidas que pueden tomarse para luchar contra el envejecimiento (antiaging) y mantener esa apariencia juvenil por más tiempo. Ralentizar este proceso depende tanto del estilo de vida como del comportamiento, y también del uso de productos y tratamientos.

A continuación enumeramos los principales factores que causan el envejecimiento prematuro y cómo estos se pueden evitar o contrarrestar fácilmente.

Fumar

La investigación ha demostrado que el tabaquismo es una de las principales causas del envejecimiento prematuro. El tabaquismo prolongado puede deteriorar nuestra apariencia hacernos parecer mucho más viejos de lo que somos. Fumar acelera la aparición del envejecimiento de la piel, reduce el flujo sanguíneo capilar en la piel y dificultando así el suministro de oxígeno y nutrientes esenciales. Además, el fumar aumenta la producción de una enzima que reduce la producción de colágeno en la piel. Fumar también reduce los niveles de vitamina A y C, ambos de gran importancia para mantener y proteger la piel. Reducir o dejar de fumar produce grandes resultados en la salud de la piel.

Exposición excesiva al sol

La exposición al sol, en particular los rayos UVB y UVA, componentes de la luz solar, son las principales causas del envejecimiento. Estos rayos solares causan daños en la piel, rompiendo la elastina y el colágeno, así como daños en el ADN y otros mecanismos celulares de la piel.  Este daño puede reducirse en gran medida por el uso durante todo el año de una pantalla solar, con un SPF (Sun Protection Factor) menor en invierno y uno más alto en el verano.

Alcohol

El consumo excesivo de alcohol envejece la piel, causando daños en los capilares bajo la piel haciendo que se dilaten y se rompan. Esto provoca la aparición del enrojecimiento de la piel y también que esta envejezca más rápido al obstaculizar el suministro de sangre. Estos efectos se pueden evitar fácilmente mediante la reducción de la ingesta semanal de alcohol.

Estrés

Se ha demostrado que los altos niveles de estrés están relacionados con la salud y el envejecimiento. En respuesta a la tensión, el cuerpo produce unos altos niveles de una hormona llamada cortisol. Uno de los efectos del cortisol es inducir a la pérdida de agua de los tejidos. Se ha demostrado que la pérdida de colágeno en la piel es diez veces mayor que en cualquier otro tejido. Eliminar el estrés es una tarea imposible, pero si se puede reducir y encontrar mejores formas de lidiar con él a diario.

Medio ambiente

El aire seco del viento, el frío, el calor y los contaminantes, pueden causar que la piel se reseque y quede dañada. Esto puede ser fácilmente contrarrestado con el uso de una crema hidratante.

Falta de sueño

Dormir poco te hace sentirte cansado. Uno de los primeros lugares en el que se manifiesta este cansancio por la falta de sueño es en la cara, con ojeras y bolsas bajo los ojos y una piel flácida. La falta de sueño también es un factor importante en la pérdida de memoria y síntomas de depresión como la falta de interés en actividades cotidianas y pensamientos negativos. La investigación ha demostrado que la mayoría de los adultos funcionan mejor con 8-9 horas de sueño cada noche. Reducir la cafeína durante el día (ninguna por la noche), evitar el consumo de alimentos al menos 2 horas antes de acostarse, y mantener una rutina de sueño que incluye ir a la cama a la misma hora cada noche.

Hoy día, luchar contra el envejecimiento (antiaging) es algo posible, sólo está en nuestras manos el conseguirlo.

Te invitamos a visistar nuestra categoria de belleza

  • Deja un comentario